¿Qué es un embudo de marketing digital?

El Embudo de Conversión o Funnel de Conversión es una de las técnicas que se utilizan en marketing digital que ayudan a que la marca crezca. Esta técnica permite atraer personas hacia tu marca y convertirlas a través de diferentes pasos que debe realizar el usuario hasta lograr el objetivo planteado. 

Esta técnica está compuesta por diferentes fases por las que deben atravesar los visitantes de una página web hasta lograr la conversión. Por lo general lo que se busca es la conversión de un lead o registro o lead, acordar la compra de un servicio o producto.

Definición de un embudo de marketing digital

El embudo de conversión o conversión funnel como también se le conoce es un término utilizado en marketing digital. El cual está relacionado de forma directa con los objetivos que se plantean cuando se crea una página web, tienda online o blog, en especial cuando los objetivos son comerciales.

El funnel de conversión en marketing determina los diferentes pasos o fases que tiene que dar cada uno de los visitantes de la web. Hasta que se logra cumplir con un objetivo determinado.

El origen del embudo de marketing es del año 1910 cuando John Dewey, un filósofo norteamericano presentó las etapas que atraviesa un cliente.  Antes de comprar un servicio o producto, durante el proceso y después de la compra.

El consumidor atraviesa por un proceso de decisión de compra que está conformado por las siguientes etapas: reconocer su problema o necesidad, solicitar información, evaluar diferentes alternativas, decidir hacer la compra, evaluar el servicio o producto.

Este proceso con el tiempo ha evolucionado hasta llegar al actual embudo de marketing en el que se han definido diferentes etapas. Las cuales van desde el momento en que una persona escucha referencias de un producto y hasta el momento que realiza la compra.

Las etapas del embudo de marketing comienzan con la captación de clientes potenciales, para después de forma progresiva ir aplicando diferentes técnicas. Las cuales acompañarán al cliente durante todo el proceso de compra.  

Importancia del embudo de marketing digital

El embudo de conversión o funnel es importante porque ayuda a conocer cuál es el porcentaje de pérdidas de usuarios que tiene el sitio web. Lo cual ocurre en cada uno de los pasos establecidos para conseguir los objetivos planteados.

En esto el término embudo se puede observar en el número de usuarios y clientes potenciales que visitan la web. Estos están representados en la parte ancha del embudo, pero una parte de estos visitantes se va perdiendo en el camino que es la parte estrecha del embudo.

El embudo o funnel también es importante porque ayuda a tomar decisiones mejorando las diferentes fases de la conversión. Entre las decisiones está realizar un análisis del comportamiento de los usuarios en las diferentes fases del embudo de marketing digital

Este análisis va a permitir saber cuándo los usuarios se caen del embudo, se detectan los errores y las áreas a mejorar. También ayuda a determinar dónde se deben enfocar los esfuerzos y a calcular el retorno de la inversión de la campaña.

Fases del embudo de marketing digital

El embudo de Marketing digital o Funnel por lo general tiene cinco etapas, procesos básicos o fases de conversión. Pero pueden tener más o menos fases, lo cual va a depender de la estrategia implementada por la empresa, sus necesidades y la complejidad de su servicio o producto.

Las fases del embudo de marketing digital son las siguientes: 

Fase uno. Etapa de Atención, TOFU

Esta fase es considerada como la más compleja, porque lo que se busca es dar a conocer la marca para captar la atención de clientes potenciales. El objetivo de esta fase es tener presencia en sitios fuera de nuestra web para lograr la mayor cantidad de visibilidad.

Los sitios pueden ser: App móviles, redes sociales, otras páginas web, buscadores como Google y cualquier otro sitio donde se pueda posicionar la marca. Las técnicas que se pueden utilizar para atraer clientes potenciales son:

Optimización SEO.

Generar y publicar contenidos que pueden ser vídeos o texto.

Link Building.

Participar en redes sociales y foros. 

Publicar contenidos en otras páginas web.

El usuario supera la fase de atracción cuando entra en una de las páginas de nuestro sitio web y deja de ser solo un espectador.

Fase dos. Etapa de Investigación, TOFU o Interest

Esta fase tiene como objetivo convertir a los visitantes de la página web en contactos. Esta etapa es superada cuando el usuario proporciona sus datos de contacto por medio de un formulario. A partir de este momento el usuario deja de ser una visita incógnita y se comienza a conocer más sobre él.

Para obtener mejores resultados en esta fase es conveniente optimizar la experiencia de los usuarios en la página web. Esta debe tener una infraestructura sencilla e intuitiva, para que el usuario se sienta cómodo mientras navega.

 Fase tres. Etapa de Nutrir las oportunidades de venta, MOFU o Decisión 

Esta fase es la decisión de compra y se determina el paso de los contactos a Leads. Los usuarios determinan en esta fase si la empresa cumple con sus expectativas. Cuando las fases anteriores se han realizado de forma correcta, en las visitas los usuarios debieron convertirse en contactos.

 Cuando ya son contactos se les puede escribir o llamar para alimentar la relación y ser su primera opción de compra. 

Fase cuatro. Etapa de Venta, BOFU o Action

Está fase permite determinar si las anteriores se han realizado de forma correcta y el éxito del embudo se determina por la cantidad de ventas. En esta fase se determina si el lead compra los servicios o productos y cuando se consigue la conversión a cliente.

Fase cinco. Etapa de Referencia, recomendación o Promote 

Esta fase es la de fidelización del cliente, convirtiéndose en fans y recomiendan los productos o servicios. Los mejores representantes de la empresa serán siempre los clientes, pero sólo cuando su nivel de satisfacción es alto.